Zenobia

Con «VI» presentan los riojanos Zenobia lo que es su sexto trabajo, publicado este 2020. Un nuevo golpe en la mesa de Jorge Berceo y los suyos que tras la salida de la banda de Víctor De Andrés para engrosar las filas de Mago de Oz se han ratificado como una banda con una fuerte personalidad con esta nueva colección de canciones a medio camino entre el heavy y el power metal. El disco abre con «VI», una breve introducción apoyada sobre colchones de teclados y una cuenta en inglés hasta seis que da paso a «Sin perder la pasión», un corte a medio camino entre el hard rock y el heavy metal más clásico, el sonido a lo Hammond del teclado le aporta un carácter cercano a los Deep Purple más enérgicos, todo ello con un machacón doble bombo que nos acompaña durante todo el tema. Pegadiza melodía inicial en «La danza del diablo» que conjuga afilados riffs heavys con un estribillo coreable con hechuras de clásico. «El último bastión» tiene varios puntos más de dureza, tras un solemne inicio desemboca en unos riffs cuasi thrash metal para conducirnos por un tema de power metal épico a toda velocidad. «En tu amistad» continúa por la senda power metal era, frenético tempo con un estribillo melódico y arrebatadora. «No me dejes caer» cambia de registro con un medio tiempo que transita entre el Hard rock y el a.o.r. «Buscando una luz» es uno de los cortes más duros de todo el disco, guitarras sincopadas que suenan atronadoras secundadas por la precisa base rítmica. «Sigo rugiendo» evoca de nuevo a deep purple en su inicio, bien podría haber formado parte de «Burn» aunque torna en un sonido netamente heavy donde Berceo canta con mucha rabia. «Jamás» vuelve a mostrar su vertiente Hard rockera, aquí con un estribillo lleno de epicidad. El inicio cuasi bélico de «El laberinto» aporta un toque distinto al disco con una producción más moderna, voces femeninas y multitud de efectos que lo acercan al metal más industrial que al heavy clásico. No podía faltar una balada, y en este caso es «Mi mundo por volver» con mucha sensibilidad y buen gusto. El cierre llega con «El príncipe de la oscuridad», con un comienzo de sonido medieval que nos conduce por un épico tema con un estribillo power para corear puño en alto. Hay Zenobia para rato.
.
.
.
.
.
@zenobiabanda @jorgeberceo #randomalbumreview #heavymetal #heavymetalmusic #heavymetalband #heavymetalalbums #powermetal #powermetalmusic #powermetalalbum #heavymetalnacional #heavymetalenespañol #heavymetalEspaña #heavymetalencastellano

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *