Periodismo Musical

Viga

Viga son una banda que se formó en Madrid en 1981 y que estuvo activa en 1993 coincidiendo con época dorada del heavy rock nacional. Diez años después volvieron a la actividad con lo que sería su primer disco de larga duración «Construyendo Rock & Roll», al que le siguió «Con un par… De ladrillos» (2006), volvieron a cambiar de vocalista paraViga son una banda que se formó en Madrid en 1981 y que estuvo activa en 1993 coincidiendo con época dorada del heavy rock nacional. Diez años después volvieron a la actividad con lo que sería su primer disco de larga duración «Construyendo Rock & Roll», al que le siguió «Con un par… De ladrillos» (2006), volvieron a cambiar de vocalista para «Electrokalambrera» (2011) hasta llegar al que nos ocupa ahora «Ley de Viga» (2014). Una nueva colección de canciones con su característico sonido hard heavy rock. «Ley de Viga» es una introducción con una voz de ultratumba y sonidos de motos que da paso a «Viejo bar», un macarra corte que conjuga una aguardentosa voz secundada por melódicos coros conformando un tema hard rockero conducido por un ritmo marcial. «La voz de tu conciencia» recoge la esencia de las maneras del heavy ochentero en la onda de bandas ochenteras como Accept, con más importancia a la potencia que a la melodia, aunque no está exenta de diversos riffs. Por otro lado, las guitarras de «Algo me empuja» evocan igualmente a Scorpions que a Maiden con esas melodías de guitarra armonizadas tan de la doncella, aunque el estribillo nos lleva a terrenos más hard rockeros. Voces a capella armonizadas dan paso a «Salvaje», un vibrante tema heavy rock de carretera en el que destaca desde su coreable estribillo hasta la labor melódica de las guitarras. «Al fin juntos» incide en la línea del disco de mezclar rabia con melodía en un rabioso corte en el que además se atreven a incluir pequeñas secciones de cariz acústico. Pisan en acelerarador con «Hasta que el poder nos separe», que recoge la esencia de bandas como Ted Nugent pero con sonido actualizado. Por otro lado también incluyen una instrumental como es «Cisne negro», que recuerda al «Losfer words» de Iron Maiden, más en las formas y el concepto que en el resultado. Le sigue el emotivo canto idealista «En busca de mis sueños» vestido con un traje hard rockero. «Aliento del desierto» es un breve interludio que sirve de antesala para el rocanrol metalizado altamente macarra de «Rey Sol», en la onda de los primeros Beethoven R. El final llega con el recado envenenado llamado «Tú», con un vibrante estribillo. De propina nos ofrecen una versión acústica de «Sin perdón». Buen trabajo de una banda que pese a los años sigue siendo muy subterránea.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *