Periodismo Musical

The Cult

Su disco «Electric» (1987) fue un bombazo de Hard rock que los llevó a hacer una exitosa gira abriendo para Metallica. The Cult estaban en un momentazo envidiable y para llevar a buen puerto las canciones de su cuarto disco «Sonic temple» (1989) se pusieron a las órdenes del productor Bob Rock para facturar uno de sus discos más exitosos. Para la grabación del mismo con el batería de estudio Mickey Curry que se hizo cargo de las baquetas. El disco comienza con una atmósfera oscura sobre la que suena un groove de bajo al que se le va uniendo el resto de la banda hasta explotar en un tema netamente hard rockero con mucha actitud y tocata como es «Sun King». Tras esta gran apertura consiguen agitar os los sentidos con la electrizante «Fire woman» y su estribillo coreable propio del llamado rock de estadio. El cadente ritmo que conduce «American Horse», arropada por las entrecortada rítmicas de guitarra, nos lleva hasta un estribillo más abierto para conformar un tema con claro regusto a la época. «Eddie (Ciao baby)» es un medio tiempo de carácter más reposado en el que mezclan sin reparos acústicas, eléctricas y arreglos de una sección de cuerda en un grandilocuente corte con un registro vocal muy deudor de Freddie Mercury. La influencia de The Doors siempre estuvo ahí, algo que vuelve a quedar patente en la intro de teclado de «Sweet soul sister», que cambia de registro para llevarnos a través de un tema con un ritmo marcial y gran importancia a las armonías vocales. «Soul asylum» por otra parte nos ofrece mas de siete minutos de densidad rockera con un pesado tempo con multitud de efectos en la voz de Ian Astbury y espacio para diversas texturas de guitarras y pasajes de sonido arabesco , un tema dicotómico, ya que o te atrapa o se te atraganta, no tiene término medio. Suben las revoluciones con «New york city», vibrante rockera y rebosante de macarreo cercano al glam de Los Angeles o Detroit. Por otro lado «Automatic blues» es un híbrido entre los riffs de la escuela Jimmy Page y las maneras de hacer de Whitesnake en su glorioso «1987». En «Soldier blue» se llevan a su terreno un boogie rock de aroma clásico pasándolo por su sonido hard rockero melódico conformando un tema muy animado y propicio para los directos, diversión y guitarreo a tope. Voces al unísono dan la entrada a «Wake up time for freedom» , en la que recuerdan a unos Guns and Roses pero sin el toque macarra de Axl Rose y los suyos. Para terminar, «Medicine train» comienza con una armónica y una guitarra acústica con slide de claro sonido western que rápidamente torna en un rocoso tema de afilados riffs que deja el telón en todo lo alto. Uno de sus mejores discos sin lugar a dudas.
.
.
.
.
.
.
.
.
@officialcult #randomalbumreview #rock #rockmusic #rockband #rockalbums #rockalbum #hardrockand #hardrockalbum #hardrockmusic #rockandrollmusic #rockandroll #thecult #sonictemple #ianastburyofficial

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *