Periodismo Musical

Soulfly

Había que dar continuidad a a su debut de 1998, así que dos años después llegó la continuidad del proyecto con «Primitive». El álbum llegó con la particularidad del primer cambio de formación, el guitarrista Logan Mader y el batería Roy Mayorga abandonarían la banda siendo sustituidos por Mikey Doling y Joe Nunez respectivamente. La entrada y salida de componentes de convertiría en una constante a lo largo de la carrera de Soulfly. El álbum comienza con los más que habituales sonidos de corte tribal en «Back to the Primitive», que tras una sección introductoria explota en un desarrollo en línea de lo que se inició en aquel glorioso «Roots», en el apartado letrístico Cavalera tira a dar contra estamentos oficiales y la policía sin ningún tipo de filtro. Con un pesado ritmo con una influencia clara del nu metal que tan de moda estaba en aquellos años llega «Pain», riffs marca de la casa mezclados con pasajes corte cuasi industrial y la presencia de Grady Avenell de Will Haven y Chino Moreno de Deftones aportando sus voces tan distintas entre si. «Bring it» comienza con un derroche thrashcore a toda velocidad para ir mezclándolo con pequeñas secciones más pesadas en las que Cavalera chilla de una manera muy esquizoide, el interludio reggae es toda una sorpresa que da mayor fuerza si cabe al tramo final del tema. Para «Jumpdafuckup» cuenta con la colaboración de Corey Taylor de Slipknot y más tarde también en Stone Sour, un corte muy efectista que en directo funcionaba como un tiro. «Mulambo» es un conglomerado sonoro que aúna la tradición tribal tan del grusto de Cavalera con pasajes rapeados muy nu metaleros. Otra sorpresa fue «So song» un tema que firmó a medias con Sean Lennon (el hijo de John Lennon) que además participa en el tema aportando su voz que aunque está en las antípodas de Soulfly , logra crear un curioso contraste. «Boom» por otro lado parece como unos Korn del primer disco pero con el toque brasileño propio de su cultura. En «Terrorist» cuenta con la colaboración de Tom Araya, bajista y vocalista de Slayer en un tema con dos partes bien diferenciadas, una primera con mas groove y un último tramo a toda ostia. «The Prophet» es densa, estridente y con un halo opresivo que puede llegar a agobiar si te metes dentro de lo que intenta transmitir. «Soulfly II» hace las veces de interludio instrumental de cariz acústico en el que confluyen distintos instrumentos de la cultura tribal. «In memory of…» tiene la presencia de los rappers B. Rabouin, D. Perry & J. Olbert en uno de los temas que más se sale de la línea general del disco. El final llega con «Flyhigh», para la que cuentan con la colaboración de la vocalista Asha Rabouin en unos extraños pasajes con un bombo muy maquineta. Buen disco, Cavalera seguía a lo suyo haciendo las delicias de los paladares más cañeros.
.
.
.
.
.
.
.
.
@thesoulflytribe #randomalbumreview #metal #metalmusic #metalband #metalalbums #metalalbum #thrashmetal #thrashmetalmusic #thrashmetalalbums #numetalmusic #numetal #groovemetal #groovemetalmusic #soulfly #backtotheprimitive #maxcavalera_official

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *