Periodismo Musical

Slayer

Sexto disco de la mítica banda norteamericana publicado en 1994. Los noventa fueron una etapa difícil para muchos de los referentes de la década anterior, cambios en el estilo, cambios en la formación, desgaste acumulado y la influencia del grunge que lo arrasó todo a su paso afectó a muchos grupos haciéndolos pasar por una etapa rara. El primer cambio en este «Divine intervention» fue la salida de Dave Lombardo para que entrara Paul Bostaph en su lugar, conocido por haber formado parte de Forbidden o Testament. Las canciones de este disco en su gran mayoría están bajo la batuta compositiva de Kerry King, y aunque el trabajo tuvo una gran aceptación por parte de la crítica y del público, la propia banda no quedó muy contenta con el resultado final. El inicio con «Killing fields» con el incesante doble bombo da paso a cambios de ritmo con guitarras sincopadas más pesadas y un Araya menos gritón estridente que antaño, como si el metal alternativo que comenzaba a asomar la cabeza les hubiera influido levemente ya que el acelerado tramo final es marca de la casa. «Sex Murder Art» nos conecta directamente con la vertiente más thrashcore acelerada de la banda, por mucho cambio que hubiera…la influencia hardcore de Hanneman estaba ahí. En «Fictional reality» destaca la atronadora labor de Bostaph a la baqueta, con unos vertiginosos giros apoyados sobre unas cavernosas guitarras. «Dittohead» es un nuevo balazo hardcore metal a toda velocidad, un tema que bien podría haber estado en su posterior «Undisputed Attitude». Enredan la madeja con la homónima «Divine intervention», en donde se destapan con un desarrollo más extenso con el que dan espacio a mayores matices. Vuelven a la velocidad con la supersónica «Circle of Beliefs» endonde destacan las guitarras saturadas de flanger. Siempre jugando con la polémica llega «SS-3», un cadente tema en su primer tramo que se acelera hasta el final que habla sobre la muerte del nazi Reinhard Heydrich. «Serenity in murder» no baja de intensidad, no podía ser de otra manera, aquí con unas voces más melódicas que parecen de otra banda distinta. «213» es el número del apartamento en donde Jeffrey Dahmer, «El carnicero de Milwaukee» asesinó y descuartizó a diecisiete personas. El final con «Mind control» evoca a la época de «Seasons in the abyss» pero con un poco más de melodía en las guitarras. En definitiva, fue un disco con cambios, pero no rompía con su trayectoria anterior.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
@slayerbandofficial #randomalbumreview #thrashmetal #thrashmetalalbums #thrashmetalmusic #thrashmetallegends #thrashcoremusic #metal #metalmusic #slayer #divineintervention #tomaraya #kerryking #paulbostaph #jeffhanneman

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te necesitamos

Ya sabes que covid y guerras han dejado a la cultura bastante jodida, y eso nos incluye a nosotros.

Por lo que aunque no nos guste pedir favores, Te Necesitamos.

Échanos un cable y recibe la nueva revista en formato Físico de Colección.

Hazte Productor ;)