Periodismo Musical

Red house painters

Cuarto disco de los estadounidenses Red House Painters publicado en 1995, la banda capitaneada por el peculiar Mark Kozelek hizo un cambio estilístico acercándose al folk en detrimento de las largas suites tan grandilocuentes que poblaban sus anteriores trabajos. El resultado es un disco más intimista, atmosférico, personal, con un cariz cuasi acústico en su totalidad. «Cabezón» es un corte instrumental que sirve para abrir el disco, una tranquila cadencia country folk que nos mece suavemente a su son. «Summer dress» se sustenta a guitarra, voz y arreglos de cuerda, la suntuosa melodia vocal hace que no se necesite nada más. Hay escarceos con la distorsión y los desarrollos más extensos haciendo un guiño a sus anteriores discos en «San Geronimo», con mayores murallas de sonido creadas por las guitarras, el contraste con los arreglos de cuerda es más que interesante. En «Over my head» se meten dentro del folk de raíz más clásica, los aderezos de acordeón contribuyen a darle ese carácter. «Red carpet» con su cadencioso ritmo transmite sensación de pesadez, con una densidad que casi se puede cortar con un cuchillo. «Brockwell Park» es pura fragilidad, en donde las guitarras acústicas se mezclan con teclados que le dan un toque más espacial. «Moments» transmite esa angustia que atrapa a a Kozelek y sirve de antesala para el cierre con «Drop» en donde por momentos vuelve a aparecer su faceta más alternativa. Cuidado con este disco, es muy bonito pero no es recomendable para momentos de bajona emocional.
.
.
.
.
.
.
#redhousepainters #randomalbumreview #folk #folkmusic #indie #indiemusic #indieband #folkalternative #oceanbeach #markkozelek

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *