OSI

Cuarto disco de los estadounidenses OSI publicado en 2011, el combo formado por Kevin Moore, Jim Matheos y Gavin Harrison siguen en la brecha con su particular forma de entender el rock progresivo, con elementos de electrónica y ambientes tan espaciales. «Cold call» es un corte marca de la casa, las programaciones de mezclan con un speech radiofónico en un in crescendo que nos lleva hasta rugosos riffs de guitarra sobre los que navega la voz robotizada de Kevin Moore, los entrecortados fraseos integrados en la compleja métrica es otra de las señas de identidad de la banda. «Guards» es una joya que aúna el sonido industrial con riffs metaleros y un aire que evoca a la época noventera de los míticos King Crimson, todo con los aderezos electrónicos que le aportan un carácter diferenciador. En «Indian curse» muestran su vertiente más personal con un tema acústico lleno de sensibilidad y buen gusto arropado por una ambientación de lo más envolvente que contrasta con las guitarras durísimas de «Enemy prayer» en donde hacen un derroche técnico y compositivo digno de mención, en un tema instrumental lleno de matices. Por otro lado, en «Wind Won’t Howl» se meten terrenos más oscuros evocando a Paradise Lost con su controvertido «Host» o bandas como Anathema. En «Big Chief II» vuelven por momentos al prog más ortodoxo hasta que entra la particular voz robotizada, un extraño híbrido…. Como si a Dream Theater se le integraran las voces de Kraftwerk. «For nothing» vuelve a poner un matiz distinto, con una bonita balada ambiental electrónica que bien podría ser de bandas como Tangerine Dream. Para acabar nos dejan con el largo desarrollo «Invisible man» con espacio para pasajes de todo tipo en un conglomerado sonoro esquizoide propio de mentes sin tabúes compositivos. Muy buen trabajo que se desmarca del prog más habitual.
.
.
.
.
#osi #randomalbumreview #progmusic #progressiverock #progmusic #progband #progalbums #progalbumreview #progressiverockmusic #progressiverockband #metalprogresivo

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *