Periodismo Musical

La Fuga

Ahora que han anunciado la identidad de su nuevo vocalista (el tercero en su trayectoria) apetece echar la vista once años atrás y remontarnos a 2011. La salida del carismático vocalista/bajista Rulo fue un momento muy conflictivo, que el cuñadismo de las redes sociales y esa costumbre tan extendida de tener que decirle a una banda lo que debe de hacer con su trabajo se encargó de convertir la situación en algo propio de un programa de salsa rosa. Con estos mimbres, Nando y Edu se echaron el alma a la espalda para unir fuerzas con el vocalista/guitarrista Pedro (Ex Mr. Fylyn) y el bajista Raúl Serrano, juntos darían forma a «Raíces», el séptimo álbum de La Fuga con un título que hacía referencia a la vuelta a sus orígenes más rockeros. Bien es cierto que el cambio de vocalista hace que el concepto general de toda banda cambie bastante, pero en este disco se encuentran arreglos que hacen que esa diferencia no sea tan sustancial. De hecho, antes de que entre la voz en «Gripado corazón» bien podría pasar por un tema de su anterior etapa. Rocanrol urbano con una producción más enérgica y ese gusto por los estribillos coreables. Algo similar ocurre con «De pasajeros», un medio tiempo que va jugando con las subidas y bajadas de intensidad. Algo que llamó poderosamente la atención fue el cambio en la lírica, aunque las letras siguieron siendo muy sentimentales, no contaban con ese poso tan tremendista que le daba Rulo. «Ganas» fue uno de los singles del disco, un chute de energía rockero con arreglos de guitarras melódicas y un espíritu optimista que aportaba otro color diferente. «Sola» es una historia costumbrista de esas que tanto han acostumbrado a recurrir en sus canciones que cuenta con unos riffs cercanos al sonido hard rockero de bandas norteamericanas. La producción más potente también se hace patente en el comienzo de «Cicatrices», que junto con los timbales de Edu evocan a temas anteriores como «Los Molinos». La letra cuenta con ciertos momentos en los que se atisban algunas frases que hacen referencia al momento vital que tuvieron que pasar con su rearme. Un punto destacable en este disco son los arreglos melódicos de las guitarras, en «A veces» se nota un poco más con una gran variedad de texturas. «Espinas de cristal» parte el disco con un intimista corte acústico únicamente vestido de un leve acompañamiento con el que le basta para funcionar. «El barco pirata» hace referencia a la expedición que montan para cada concierto, la vida en carretera y escenarios en definitiva. «Arde el viernes» es un frenético rocanrol de aroma festivo para el que contaron con la colaboración del tristemente fallecido Javier Hernández «Boni» de Barricada. «Dicen que» es una pequeña crítica a la gente que se interesa en alimentar lo que ellos llaman «Salsa Rocksa», que es la antesala para el final con «Opciones» que sirvió en su momento como presentación de la nueva formación. Frases como «Rendirse no es ninguna opción que quede dentro de este corazón» son reveladoras de lo que la banda sentía en esos momentos. Fue un trabajo más que digno. Desde aquí desearles suerte en esta andadura con la nueva formación. Hagamos lo posible por no convertir el rock en bandos, centrémonos en las canciones y los discos que es lo que realmente nos da la vida.
.
.
.
.
.
.
.
.
@lafugaoficial @lafugarock #randomalbumreview #rockband #rock #rockmusic #rockespañol #rockespaña #rockenespañol #rockencastellano #rockandrollmusic #rockandrollalbums #rockurbano #lafuga #raices #gripadocorazon

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te necesitamos

Ya sabes que covid y guerras han dejado a la cultura bastante jodida, y eso nos incluye a nosotros.

Por lo que aunque no nos guste pedir favores, Te Necesitamos.

Échanos un cable y recibe la nueva revista en formato Físico de Colección.

Hazte Productor ;)