Periodismo Musical

Hechos contra el decoro

Surgidos a principios de los noventa en el barrio de Vallekas (Madrid), Hechos contra el decoro asomaron la cabeza en la escena estatal con una curiosa mezcla que aglutinaba rap, reggae, rock así como diversos sonidos de la más variopinta índole. A esta subversiva mezcla la llamaron «Rabiamuffin», su primer disco publicado en 1997 a través de la discográfica Gora herriak. Como si fuese la sintonía de una serie tipo «Cheers» comienza «Radio Rabiamuffin», un tema de aroma funk sobre el que sueltan sus barras los Mc’s de la banda hasta llevarnos a un estribillo coreable. «Borjamari» es una crítica a la clase adinerada a ritmo latino salsero mezclado con sus característicos rapeos y unos luminosos arreglos a cargo de la sección de metales. También hay escarceos jazzísticos en «La democracia de la cal», un sofisticado tema con aroma a banda sonora de cine negro que sirve de soporto para una letra que trata sobre la problemática de los GAL. Capaz de levantar a un muerto es el inicio de «Nueva izquierda», un tema a modo de coctelera que mezcla reggae, Rap metal, sintetizadores y slapeos en una explosiva mixtura. Batucada inicial para introducir el frenético flow de «Gente» secundado por potentes guitarras y voces femeninas, todo ello con una sección intermedia salsera y pasajes cercanos a lo que practicaban bandas como Tribu X. «Zapata está en la jungla» es un interludio de orientación electrónica que da paso a «La apariencia», con un hipnótico tarareo que nos lleva a través de un reposado reggae/ragamuffin. Por si fuera poco, en «Viene y va» mezclan sonidos de aroma western con salseos rapeados y pasajes coreables ideales para los directos. Por otro lado en «Zona roja» hacen una nueva incursión el rap metal con un claro deje a los añorados Negu Gorriak. «Esto es lo que hay» es uno de los temas más movidos del disco, que mezcla ragga con pasajes skatalíticos. El aire a medio camino entre soul y funk de «Ocho horas» nos da paso al final del disco con «Guerrilla musical» donde mezclan sonidos arabescos con dum’n bass y guitarras rockeras para cerrar con la experimentación maquinera de «Llamamos comunismo». Una banda que nos dejó varios buenos trabajos.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
@soyramiroquai #hechoscontraeldecoro#rabiamuffin#rap#rapmusic#reggae#reggaemusic#raggamuffin#raggamuffinmusic#rock#rockmusic#rapmetal#rapmetalmusic

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *