Periodismo Musical

Bush

Los inicios de la carrera de los británicos Bush fueron complicados, ya que tuvieron que luchar con la dualidad de tener una buena aceptación por un sector del público peto a su vez la crítica los machacó sin compasión por interpretar que la banda de Gavin Rossdale era una imitación de Nirvana. Aún con todo esto lograron unas buenas cifras de ventas de su segundo disco «Razorblade suitcase» (1996). Cansados del típico comentario de que seguían la estela de los de Kurt Cobain, en su tercer disco «The science of things» (1999) optaron por dar una vuelta de tuerca a su sonido netamente alternativo, prueba de ello es la apertura con «Warm machine», que pese a mantener ese poso grunge con su cadencioso tempo, cuenta con arreglos electrónicos y diversos efectos vocales que le dan un toque diferenciador. Le sigue el misterioso groove de «Jesus Online», muy sofisticada y con arreglos espaciales que se confunden entre las murallas de distorsión. Llevan la orientación electrónica un paso más allá con «The Chemicals between us», en la que se acercan a terrenos industrialeros. Vuelven por otra parte al sonido grunge garagero más sucio y decadente con la demencial «English fire» en la que mezclan suciedad con arreglos orquestales. «Spacetravel» por momentos recuerda a las maneras de The Pixies, aunque su melódico estribillo es marca de la casa Bush. «40 miles from the sun» aporta el punto necesario de relajo, despojando a la banda de sus murallas de sonido para ofrecernos un suntuoso tema que es pura fragilidad. «Prizefighter» es algo así como un híbrido entre los primeros Smashing Pumpkins y las melodías vocales de Eddie Vedder de Pearl Jam, el enérgico estribillo es soberbio. «Disease of the dancing cats» es uno de los temas más duros de todo el lp, que nos conecta con el espíritu de sus dos primeras obras mientras que «Altered state» nos devuelve a ese jugueteo con la tendencia industrial de una manera más discreta. «Dead meat» nos lleva a través de un desarrollo con una sucesión de subidas y bajadas de intensidad para darnos paso al final con la reposada «Letting the cables sleep» y la esquizoide «Minchanger». Un bien disco de una banda que estaba en busca de su propio sonido.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
@bush #randomalbumreview #rock #rockband #rockmusic #rockalbums #rockalternativo #rockalternative #altrock #grunge #grungemusic #bush #thescienceofthings #gavinrossdale

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te necesitamos

Ya sabes que covid y guerras han dejado a la cultura bastante jodida, y eso nos incluye a nosotros.

Por lo que aunque no nos guste pedir favores, Te Necesitamos.

Échanos un cable y recibe la nueva revista en formato Físico de Colección.

Hazte Productor ;)