Ara Malikian

Que Ara Malikian es uno de los mejores violinistas del mundo es un hecho, que además es una mente inquieta que huye del acomodo queda patente en este «Royal Garage» publicado en 2019. Una ambiciosa obra recogida en un disco doble plagado de colaboraciones de diversos estilos en una colección de canciones de lo más variado. Comienza con «Las milongas de Kairo»,dedicada a su hijo, un tema instrumental apoyado por orquesta y con frenéticos cambios de dinámica que nos llevan desde lo más animado a lo más personal. Se atreve a hacer una adaptación del clásico «Voglio vederti danzar» de Franco Batiatto, para la que cuenta con el susodicho poniendo su característica voz en una más que agradable revisión. «Loucine», dedicada a su madre, es pura sensibilidad, las melodías que crea sobre la base jazzística transmiten como si de una voz solista se tratara. Por si esto no fuera poco, el propio violinistas asume la tarea vocal en «Watif», con un punto más rockero. Para «El todo» cuenta con la colaboración del zaragozano más universal, el rapper Kase O marcándose unas barras sobre un beat boom bap mezclado con pasajes del violín de Ara creando un contraste muy curioso, el tramo final es un derroche de técnica espectacular. «Kastorium ragga» es una extensa suite instrumental que comienza con un riff de guitarra muy rockero que nos conduce por un tema que aúna la instrumentación del pop rock más ortodoxo, la tradición clásica y giros propios del rock progresivo. Hay espacio para sonidos flamencos en «Pa ti», a la que pone voz Estrella Morente, suntuosa y sugerente. En «Alien´s Office» se adentra en sonidos orientales más cercanos a sus raíces. «Concerto grosso» es una revisión de «El todo», nuevamente con Kase O y extendida hasta más de nueve minutos de desarrollo. Para «Nostalgias», con ese aire portuario tan acusado, cuenta con la voz del argentino Andrés Calamaro que canta su lamento con carácter tanguero, un terreno ideal para el. Se atreve con una adaptación de «El extranjero», su tema incluido en «Pequeño» de 1999 al que Enrique Bunbury vuelve a poner voz. «Mélodie d’orpheé et Eurydice» nos conduce de nuevo a la tradición, esta vez orientada hacia la música de cámara. «Falafel» cuenta con una base percusiva que evoca irremediablemente al reggaeton sobre la que desgranan melodías de tintes arabescos. Un melancólico canto a tiempos pasados en «Días de gloria» con la voz de Pablo Milanés nos da paso a «The rough dog» para la que cuenta con la presencia de Serj Tankian, vocalista de System of a down, un binomio tan sorprendente como efectivo en el que no tienen reparos en adentrarse en sonidos metaleros para crear contraste con la reposada «Green mountain», que nos hace flotar dentro de su atmósfera en la que destaca el solo de guitarra en la onda de David Gilmour. “Largo del Concierto para Clave y Orquesta en Fa Menor BWV 1056” pone fin al disco apagándose lentamente. Un trabajo brillante, que no hace otra cosa que agrandar su leyenda.
.
.
.
.
.
@aramalikian #randomalbumreview #poprock #metal #musicaclasica #aramalikian #royalgarage

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *