Periodismo Musical

Anthrax

Desde la espantada de la banda de su mítico vocalista Joey Belladona no puede decirse que el camino que recorrerán loa norteamericanos Anthrax fuera de rosas precisamente. En 1993 publicaron su primer trabajo con John Bush de Armored Saint como su nuevo vocalista, y pese a ser un buen disco… Ni la crítica ni el público supieron aceptar el cambio. «Stomp 442» vio la luz en 1995 y jugaba en primera instancia con el hándicap de la marcha de su guitarrista Dan Spitz, la solución fue grabar el disco como cuarteto recurriendo para los directos al roadie Paul Crook. El inicio con «Random acts of senseless violence» es rotundo, ritmo pesado de guitarras sincopadas con un aire entre groove metal y una producción un tanto industrial, el tema en sí es brillante, pero ni rastro de los Anthrax clásicos. El solo ruidoso y estridente bien podría atribuirse a tendencias más extremas. En «Fueled» se llevan a su terreno la tradición hard rockera aportándole su toque más duro, un tema que contrasta con el sonido tan característico de sus guitarras que sea tan pegadizo. En «King size» se empieza notar ese regusto a metal alternativo que empezaría a impregnar siguientes trabajos, premonitorio de la nueva tendencia que estaba comenzando a florecer. «Riding Shotgun» transita por similares derroteros, la velocidad ha dejado lugar para los ritmos pesados con mayor riqueza rítmica. «Perpetual Motion» es adelantada a su tiempo, infinidad de grupos hubo diez años después emulando lo que aquí se escucha, a los de Scott Ian les tocó abrir camino. «In a zone» es una muralla sonora pesada en donde se encuentran reminiscencias desde Pantera a Black Sabbath. «Nothing» tiene una onda similar a la que exhibieron en «Only», buen tema pero sigue sin haber rastro de los Anthrax más thrash. «American Pompeii» es un apocalíptico relato sobre la destrucción de Pompeya, un intrincado desarrollo con espacio para el respiro y el matiz. «Drop the ball» Es ruidosa, opresiva, chirriante mientras que «Tester» es un último chute de energía rabiosa antes de cerrar con un primer tramo a modo de balada para acabar más intensamente, como dato curioso destacar la colaboración de Dimebag Darrell en «King size» y «Riding Shotgun» . Tan distinto que no parecen ni ellos.
.
.
.
@anthrax #randomalbumreview #thrashmetal #thrashmetalmusic #thrashmetalband #thrashmetalalbums #thrashmetalalbums #heavymetal #heavymetalmusic #stomp442 #anthrax #johnbush #scottian #americanthrashmetal

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *